Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

Publicidad, no


Por HUGO ARIAS V.

Tanta ley y tanta mano dura que andan de la mano por estos días. Aquí y allá. Llevamos, por ejemplo, varias semanas viendo, y no con poco asombro, cómo avanza en el Congreso un proyecto que promete erradicar las protestas del país, algo así como una lobotomía por decreto o un “1,2,3 momia es…” con publicación en el Diario Oficial.

Me dicen, además, que ayer los diputados aprobaron una ley que proscribirá a los fumadores en los recintos cerrados; y que hay otra que obliga a que cualquier aporte que haga una organización deportiva a una barra o integrante de ella deba ser registrado contablemente y comunicado a las autoridades del fútbol profesional; y una más que regula las tarifas eléctricas y que permitirá ‘pagar’ a los clientes residenciales que se conecten a la red e inyecten energía en lugar de consumirla (“net metering”). Incluso se rumorea que en algún otro salón de Valparaíso gana terreno una norma que veta cualquier tipo de aporte privado a instituciones que lucren con la educación, una iniciativa parlamentaria surgida al calor de las protestas estudiantiles del año pasado y que, por lo que he leído, tiene con los pelos de punta a mucha gente, incluidos los editorialistas de La Tercera.

En fin, el trabajo legislativo es tan nutrido y variado que a uno le dan ganas de tirar ideas a la mesa, sólo por aportar, sobre todo en temas que han estado en el centro de la discusión. Coincidencia o no, justo ayer, en un acalorado viaje en Metro, rodeado por la publicidad de universidades sin acreditación e institutos de dudosa calidad, tuve mi epifanía legislativa, tal vez condimentada con un poco de indignación heredada de 2011.

Me pregunté cómo ningún parlamentario amigo de las cámaras y las “cuñas” noticiosas ha reparado aún en la desfachatez con la que siguen publicitándose tantas instituciones dedicadas a sacarle plata a gente humilde sin darle a cambio ni siquiera una pizca de lo que cualquier cristiano puede entender por educación. Y más allá de eso, cómo ninguno de nuestros “representantes” ha levantado la voz en nuestro nombre para ponerle coto a la locura de que sea la publicidad y no la información la pieza clave para la elección que miles de jóvenes deben hacer cada año respecto del lugar en que seguirán su formación terciaria.

En un país sin un sistema de acreditación que realmente dé alguna garantía de calidad de las instituciones y donde las leyes que prohíben el lucro en las universidades son un papel que poco se respeta es obsceno que se sigan gastando millones y millones de pesos (tantos como el retail) en pescar incautos (como el retail) y que nadie haga nada al respecto (como con el retail).

Si de mí dependiera, mañana mismo propongo una ley que imponga una moratoria publicitaria para todas las instituciones de educación superior mientras no haya un sistema que realmente asegure la calidad. Así como no se puede publicitar cigarrillos en eventos deportivos o alcohol por TV en horario protegido para menores. ¿Y si me apuran? Lo pensaría dos veces antes de levantar la moratoria, incluso cuando ya tengamos funcionando un sistema que asegure calidad en el sistema, que regule todo este libertinaje de mercado en el que estamos atrapados hoy y que permita cerrar las malas instituciones cuando sea necesario.

Artículo original en El Post

Anuncios

Archivado en: Columnas +, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: