Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

Capital Humano


Por HUGO ARIAS V.

Yo sé que los nombres importan, que las palabras van cargadas de sentido, de historia, de referencias a veces sutiles y otras veces brutales. Por lo mismo, siempre es bueno ponerse de acuerdo en aquello que hablamos.

Recuerdo que me tocó compartir espacios de trabajo hace un tiempo con un viejo dirigente sindical que se enfurecía cuando le hablaban de “capital humano”, quizás porque cuando oía el término veía a un avaro contando y usando personas como si fueran billetes, quizás porque intuía que detrás del concepto se escondía un tufillo de inhumanidad. Lo extraño es que cuando le pregunté qué expresión prefería en reemplazo de “capital humano” me contestó “recurso humano”, lo que me pareció todavía más ofensivo e indigno, pero no hubo forma de hacerle cambiar de parecer.

Es evidente que para muchos la idea de “capital humano” es sólo un eufemismo que les libra de hablar de “mano de obra”, que es el verdadero sentido tras sus palabras. Pero hay muchos otros, y me incluyo entre ellos, que entendemos “capital humano” no como la contabilidad de un ejército de músculos y cerebelos listos para el trabajo, sino como una riqueza que se acumula en cada una de las personas a lo largo de su vida, en la educación formal e informal, en el hacer cotidiano, en el trabajo. El “capital humano” no es un número de borregos listos para el matadero diario de la fábrica o la oficina, sino las capacidades, habilidades, valores, conocimientos, convicciones (y quizás cuántos etcéteras más) que vamos acumulando y que nos definen como individuos capaces de reflexionar, de crear, de ver el mundo con ojo crítico y, claro, también de realizar tareas, de trabajar.

Me parece que es muy distinto pensar en “mano de obra” que pensar en “capital humano”. Es muy distinto lo que podemos discutir a partir de eso, es muy distinto lo que podemos soñar, lo que podemos construir, lo que podemos alcanzar. ¿Seremos capaces de comenzar por ponernos de acuerdo en el nombre y en lo que ello trae consigo?

Artículo original en El Post

Anuncios

Archivado en: Columnas +, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: