Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

Expectativas


Por HUGO ARIAS V.

Las expectativas son una cuestión difícil de llevar. Hay que aprender a vivir con ellas. No darles mucho gas si no quieres acabar en decepciones, pero no ahogarlas demasiado, para no terminar en la atrofia… En los últimos días o meses (ya no sé) el asunto se me ha cruzado con diversos disfraces o temáticas, pero al final de cuentas siempre es lo mismo.

1. Ayer, sin ir más lejos, leía ayer en la prensa online que Apple decepcionó a Wall Street a pesar de sus ganancias récord. La compañía obtuvo ganancias netas de US$25.920 millones de dólares tras registrar unas ventas de 108.250 millones. Y aunque superó por primera vez la barrera de los 100.000 millones facturados y casi dobla los resultados de 2010, la empresa “se quedó corta para un Wall Street mal acostumbrado”, explicaba el diario El País de España. Es la lógica del mercado, ¿no?

2. Por estos días también, François Hollande, el candidato del PS francés a la presidencia de su país, blandía la consigna de que “la democracia es más inteligente que los mercados”. Y la verdad, como comentaba Fernando Vallespín en una columna en El País, esa sí que es “toda una declaración de optimismo en unos momentos en los que la política apenas puede asomar la cabeza en un escenario dominado por el poder abrumador de los imperativos económicos” y por el escepticismo, la desconfianza y el rechazo transversal hacia las clases políticas en todas las latitudes. (La democracia estúpida).

3. Escribía hace unas semanas el ex director del New York Times, Bill Keller, que “el declive de la suerte política de Obama, la Gran Desilusión, puede atribuirse a cuatro factores fundamentales: el insoluble legado de George W. Bush; la resistencia republicana, que se ha convertido en un auténtico sabotaje; las expectativas nada realistas y el desencanto inevitable de algunos partidarios del presidente; y, por supuesto, el propio Obama”. (Cómo llenar los huecos). Es duro pensar que el Presidente de Estados Unidos partió ganando un Nobel de la Paz por el sólo hecho de “generar esperanzas”, pero… bueno, se entiende, ¿no?

4. En el último año han vuelto a aparecer los letreros esos de mayo del 68. Esos que dicen “Seamos realistas, pidamos lo imposible”, ¿los han visto? Creo haber divisado uno de esos en las noticias el fin de semana y me acordé de inmediato de Lluis Bassets en El País, quien advertía que “lo sorprendente, en la vida y en la política, no es la decepción, que se repite una y otra vez, sino la ilusión previa que la provoca. Nos extrañamos de nuestra capacidad para agarrarnos a cualquier quimera, pero en cuanto reflexionamos un poco percibimos que se trata casi de un mecanismo instalado en nuestra naturaleza. Tropezar en la misma piedra es mucho más que un destino fatal: forma parte del instinto de supervivencia. Una humanidad siempre escéptica y deprimida se hundiría en el embrutecimiento y en la inacción. Esos momentos de exaltación por cambios que no se producirán tal como los hemos soñado son imprescindibles para que se produzcan otros cambios mucho más modestos y prácticos. (El aprendizaje de la decepción).

Dicho lo anterior, permítanme levantar mi cartel… Ya verá el futuro cómo se las arregla para acomodarse a lo que estoy soñando.

Artículo original en El Post

Anuncios

Archivado en: Columnas +, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: