Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

De Buffett a Platovsky


Por HUGO ARIAS V.

Parece que esto se está transformando en un “movimiento global”. No son “indignados”, quizás sí “asustados”, pero sea cual sea su estado de ánimo, el caso es que por estas lejanas latitudes el asunto aún “no prende”.

Todo comenzó hace poco más de una semana cuando el multimillonario inversionista estadounidense Warren Buffett pidió –en una columna publicada en The New York Times– que por favor dejaran de “mimar a los más ricos con exenciones fiscales” y llamó al Congreso de Estados Unidos a aumentar la presión fiscal sobre los más adinerados, aclarando de paso que “un aumento en los impuestos no atenta contra las inversiones ni contra la creación del empleo” (algo que sin duda vale en todas partes del mundo).

Años atrás –durante el gobierno de Bush, si mal no recuerdo– el propio Buffett, junto con otros multimillonarios como William H. Gates (padre del creador de Microsoft), George Soros y David Rockefeller Jr., firmaba una carta –publicada también en The New York Times– en la que 120 de las mayores “fortunas” de Estados Unidos rechazaban la idea de rebajar el impuesto a las herencias y donaciones que el gobierno republicano consideraba en el marco de una mega rebaja tributaria para reactivar la economía. Bill Gates padre declaraba entonces que “abolir el impuesto sobre herencias enriquecería a los herederos de los millonarios de América y perjudicaría a las familias”.

Siguiendo el ejemplo de Buffett, a fines de la semana pasada Maurice Lévy, presidente de la Asociación francesa de empresas privadas (AFEP), propuso –en una columna publicada por Le Monde– “una contribución excepcional de los más ricos” destinada a disminuir los déficit públicos. A su llamado le siguió Geffroy Roux de Bézieux, presidente de Virgin Mobile, quien declaró a la prensa que “ser rico impone responsabilidades”. Pero no bastando con eso, un total de 16 multimillonarios envió esta semana una carta a Le Nouvel Observateur en la que solicitan que se les aumenten los impuestos: “Nosotros, presidentes o directivos de empresas, hombres o mujeres de negocios, financieros, profesionales o ciudadanos adinerados deseamos que se instaure una contribución especial que afecte a los contribuyentes franceses más favorecidos”, dice el documento que firman, entre otros, nombres como Liliane Bettencourt, accionista de L’Oréal, Frédéric Oudéa, presidente del banco de Société Générale, Stéphane Richard, presidente d’Orange o Louis Schweitzer, de Volvo y del laboratorio farmacéutico AstraZeneca.

Aunque ya hubo quien, por estos días, levantó una bandera parecida por estos lares, hay que reconocer que en Chile la moda esta de los “multimillonarios buena onda” no prende aún. Y uno se pregunta: ¿sabrá esa gente algo que nuestros millonarios y empresarios locales no vislumbran? ¿Verán algo que los nuestros no ven? ¿Habrán pillado una trampa que por acá todavía no se descubre? Porque no creo que los ricos del primer mundo sean más “buenas personas” que los nuestros o mejores cristianos, y tampoco que les importe menos el dinero o el beneficio de sus negocios.

El chileno que levantó la bandera explica muy bien lo que parece que el resto de sus colegas no logra ver. No es, por cierto, ningún nombre de campanillas, ninguno que aparezca en las listas de multimillonarios de Forbes ni mucho menos. No es tampoco alguno de esos empresarios de tomo y lomo, amigos de las fortunas, pero con alma concertacionista que tanta prensa tuvieron en los 90, como Máximo Pacheco (hijo). Ni siquiera es Felipe Lamarca, por quien yo había apostado durante el fin de semana, y que durante los últimos años se ha caracterizado por tirar el mantel cada cierto tiempo sin que sus amigos empresarios y/o millonarios le hagan demasiado caso, aunque recibiera siempre muchos aplausos de la clase política, especialmente de la Concertación. Se trata de Daniel Platovsky, un empresario como muchos, miembro de Renovación Nacional y amigo muy cercano del Presidente de la República.

Dice Platovsky en una entrevista aparecida este lunes 22 en La Tercera que el país necesita un nuevo pacto social que implica profundos cambios, entre los cuales se debe incluir una reforma tributaria. Afirma, por ejemplo, que la dirigencia empresarial –que la semana pasada visitó La Moneda precisamente con el discurso de rechazo a una reforma tributaria– “comete un grave error al no entender que la paz social garantiza la estabilidad económica”. Recuerda que “al inicio de la transición se produjo un acuerdo de los actores políticos, que le dio estabilidad al país y permitió pasar de un ingreso per cápita de US$ 5.000 a US$ 15 mil. Hoy, la realidad es diametralmente distinta, por lo que la gente exige un nuevo pacto social, donde todos se sientan integrados y se discuta qué tipo de sociedad queremos. Sólo así podremos llegar a la meta de los US$ 30 mil de ingreso per cápita con estabilidad política, social y económica. Esa tranquilidad es lo que ha hecho atractivo a Chile y lo que les ha dado seguridad a los empresarios para invertir”. “Nadie discute que somos un país con muchas desigualdades, por lo que este acuerdo social debe estar abierto a una reforma tributaria. Y si eso me da la seguridad de que mis hijos y mis nietos van a poder vivir en un país mejor, más justo, con menos desigualdad y más crecimiento, estoy dispuesto a apoyarla”, concluye.

Llegado a este punto se me cuela una frase del recientemente fallecido Carlos Monsivais que una amiga mexicana nos citaba con un encanto sin par cada cierto tiempo: “O ya no entiendo lo que pasa o ya pasó lo que estaba entendiendo”. A esta altura ya creo que Monsivais tenía en mente a nuestras “grandes fortunas” cuando espetaba su máxima.

Artículo original en El Post

Anuncios

Archivado en: Columnas +, ,

One Response

  1. Parece una historia tan insolitamente futurista como Orwell, por que por ultimo a ese mundo orweliano estamos mas condicionado ya sea que el futurismo ha sido creacion accidental o dirigida para concientisar masas pero una idea que esta ahi, flotando, una idea que cada tanto merece un analisis de la realidad para ver que tan cerca estamos de esa fantasia o que signos o codigos ya se muestran en nuestras sociedades que conduzcan a aquello que ya ha sido concebido como que no puede pasar pero que parece que si va a suceder, en fin, eso es mas creible y posible que esta “moda” un tanto tardia y por lo mismo que lo mas probable que resulte ineficiente de que los ricos se ivan a poner la mano en el corazon para abrir sus billeteras y asi favorecer a los que por milenios han vejado con sus abusos, estafas y ofertas que solo consiguen ya no solo empobrecer a las masas sino que hoy se usa endeudarlas por generaciones y pareciera ser que el que inventa la forma mas eficaz de endeudar familias por generaciones es mas gente, es mas habil en los negocios, merece estar en esos famosos ranking fobres con que la gente de a pie ni sueña.
    Cuesta, cuesta creer asi, de buenas a primeras, viendo el estado de cosas y la realidad de mas del 90% de la poblacion mundial que hoy dia, osea esto no lleva mas de 15 dias de gestacion, justo ahora, en esta generacion, en este presente van a venir los dueños del mundo a meterse las manos a los bolsillos para tratar de equilibar los grandes desequilibrios que sus padres y abuelos han generado hasta el dia de hoy, mi ADN se niega siquiera a generar la esperanza de que aquello pudiera ser siquiera lejanamente posible, es absurdo, es el mundo al reves y aun asi debe ser la unica solucion atendible para conseguir dar el paso evolutivo que ha sido retrasado por milenios, conseguir con lo que fue el freno, ahora acelerar la llegda de las realidades de equidad, solidaridd, humanidad para llenar al alma humana de la alegria que necesita para seguir existiendo y compartiendo con sus iguales en armonia este maravilloso (que le queda poco) mundo que el cosmos nos brindo y al cual nunca debimos dejar de brindarnos nosotros en respeto, agradecimiento y mesura negandonos ese institno de acumular para reforzar la idea de repartir entre todos ya no las riquezas sino que la belleza y los frutos de esta nuestra unica y maravilloza tierra, sera que por fin nos haga sentido “polvo eres y en polvo te convertiras”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: