Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

¿Argumentos, dijo?


Por HUGO ARIAS V.

Debe ser desconcertante que desde la calle te exijan definiciones filosóficas profundas. Para los políticos de todos los colores acostumbrados a masas que reclaman más empleo, más subsidios, más beneficios o más de lo que sea, debe ser al menos confuso que las reivindicaciones de estos días tengan que ver con cuestiones más bien éticas, con tomar posiciones o revelar convicciones que no se resuelven con unas lucas más o menos sobre la mesa.

Pero el desconcierto en Chile parece más serio.

La semana pasada apareció un editorial del diario La Tercera en el que se argumenta que no es posible afirmar que exista hoy “un alto grado de ‘malestar’ de los chilenos con la manera cómo funciona y está organizada la sociedad en que viven”. Si bien la postura resulta singular a la luz de lo que se ha vivido en los últimos meses, se puede considerar atendible que alguien la defienda. Lo insólito son los argumentos.

Afirma La Tercera que las múltiples protestas que ha vivido el país “podrían tener causas más allá de lo estrictamente económico, por lo que bien (el problema) podría coexistir con un momento de relativa pujanza” (pareciera que la mala distribución no existe). Pero al instante añade que “aun así, debería ser posible detectarlo (el problema), sobre todo si afecta a la sociedad entera, en otras estadísticas económicas, por ejemplo, en una mayor tendencia de las personas a proteger su patrimonio invirtiéndolo en divisas o sacándolo del país, o que disminuyera la disposición a invertir en Chile”. Ya en ese momento a cualquier lector atento debiera comenzarle una intensa picazón. ¿Qué dice el diario? ¿Qué para aceptar que hay un malestar en Chile las personas debieran estar sacando su dinero del país? ¿Qué personas? ¿El millón de víctimas de La Polar? ¿La clase media que ve cómo sus ingresos cayeron en términos reales al segundo trimestre del año? ¿El 80% que tiene ingresos promedio bajo los $800 mil? ¿La elite?

No bastando con este argumento, el diario añade que “sería esperable, también, que el malestar se expresara en mayores tasas de emigración”, pero que “de nada de esto hay indicios, sino más bien lo contrario”. ¡Emigración! ¿Se imaginarían en el diario algo así como la Argentina de De la Rúa? Difícil, porque en la Argentina de esa época sí había una gran crisis económica. ¿O simplemente pensarán que es cosa de hacer las maletas y largarse si es que alguien no está conforme con la forma en que funciona nuestra sociedad?

Por último, pareciera que para el diario todo se reduce a un problema comunicacional, ya que afirma que “aunque Chile es un país donde persisten desigualdades que es preciso enfrentar, el gobierno contribuye a exacerbar demandas y a crear un clima que da pie para hablar de un supuesto malestar cuando insiste demasiado en su rol de corregir ‘injusticias’ y, también, cuando muestra un mal manejo político de las demandas en educación y de los desmanes generados al alero de las marchas”.

Visto así, se explica lo difícil que resulta llevar una discusión más o menos seria en el país. La pregunta es ¿cuánto malestar más se necesita para que una parte no menor del país lo reconozca y le plante cara honestamente? ¿O realmente estamos tranquilos porque hasta ahora nadie anda desesperado comprando divisas para llevarse su plata a otra parte?

Artículo original en El Post

Anuncios

Archivado en: Columnas +,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: