Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

El pago de Chile


Por HUGO ARIAS V.

No puede ser muchachos, no me decepcionen. Cómo es posible que al más mínimo asomo de reforma tributaria empiecen los lloriqueos y los malos augurios. ¿Dónde está esa raza empresarial que forjó el mito del jaguar latinoamericano? No puedo creer que de esa forja de emprendedores nacionales surjan hoy quejas, pucheros y anuncios de fin de mundo. ¿Qué fue de quienes han defendido la selección natural y la supervivencia del más duro como metáfora de los negocios? ¿Dónde están los artífices del milagro exportador que se enfrentaron a la competencia global cuando cayeron las barreras arancelarias?

Hay quienes no los entienden y piensan que ustedes son sólo una casta rentista que espera siempre ganar plata en las mejores condiciones, que aprovecha sus relaciones familiares y su poder económico para el lobby y que ejerce la más feroz captura del Estado. Parece que no escuchan cuando la cúpula gremial expresa vuestra preocupación por los efectos que un alza de impuestos podría tener en la inversión y, por efecto dominó, en la generación de empleo y en el crecimiento del país, hasta en la lucha contra la pobreza y la desigualdad.

He escuchado en estos días a quienes no creen que la inversión se vea afectada, porque en Chile se tributa sólo por las utilidades retiradas y no por las utilidades efectivas; es decir, que si se reinvierte la utilidad (o se guarda, pero no se reparte), no se paga impuesto. Hay quienes incluso no creen que se desincentiven las inversiones nuevas, porque, dicen, si fuera así no se entendería que nuestros empresarios vayan a hacer negocios a otros países que tienen niveles de impuestos mucho mayores a los nuestros y tampoco que Chile no sea el destino de las inversiones de todos los empresarios del mundo, para aprovechar nuestro buen trato impositivo.

Desde la vereda de los mal pensados hay otros que disparan sus dardos y argumentan que lo que realmente asusta a muchos es que subirá el impuesto que deben pagar las sociedades que se arman para no tener que pagar las altas tasas de impuestos a las personas que rigen en Chile.

¡Qué mala prensa! ¡Qué majadería! Debe ser todo eso lo que llaman “el pago de Chile”.

Pero a pesar de toda esa mala fama, yo sé que tras las marchas y los caceroleos está la confianza de la ciudadanía en que, de vuestra parte, no sólo obtendrá empleos decentes y trato digno, sino también el compromiso de financiar con sus impuestos aquello que el país necesita, sin tener que recurrir a esa lógica utilitarista de pensar, por ejemplo, que una mejor educación podría redundar en mejores trabajadores a futuro y mejores perspectivas de negocios. Ustedes bien saben que cuando se observan las cargas tributarias de los países líderes en competitividad a nivel global se ve claramente que el alto pago de impuestos no afecta en nada dicho rendimiento. Más aun, hay algunos que podrían aventurar que precisamente por todo aquello que el Estado financia con los impuestos es que la competitividad de esos países y sus empresas es tan alta; pero quizás ese sea un análisis muy ideológico.

Yo estoy seguro que los verdaderos empresarios de mi país están mirando la posibilidad de que se suban los impuestos no sólo como una forma de aportar aún más al engrandecimiento de la Patria, sino también como un desafío que los hará más fuertes, más productivos y más innovadores, dejando en un segundo plano (o derechamente en el olvido) la vieja fórmula de las reducciones de costos que siempre se cortan por el lado laboral.

Artículo original en El Post

Anuncios

Archivado en: Columnas +, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: