Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

La dinastía de los Papandreu entre dádivas y deuda pública


Por LANDON THOMAS JR. (Revista Ñ)

Después de tres generaciones de primeros ministros Papandreu, lo que el padre otorgó, el hijo deberá eliminar.

———-

En la fundación, en Atenas, que lleva el nombre de su padre, Nick Papandreu reflexionó sobre la tarea que enfrenta su hermano George: desmantelar el Estado benefactor griego erigido en gran medida por su padre, Andreas Papandreu. “Éste es su momento”, dijo Nick Papandreu, economista de 54 años, sobre George, actual primer ministro de Grecia. “Aunque resulta que se presenta en la peor época en la historia griega”.

Ésta es una historia que fue definida, en muchas formas, por tres generaciones de primeros ministros Papandreu. El primero, George Papandreu, murió en 1968 mientras se encontraba bajo arresto domiciliario militar. Después llegó Andreas, carismático economista educado en Estados Unidos. Se convirtió en héroe gracias a la redistribución de la riqueza que supervisó en los 80. Sin embargo, también incrementó tremendamente la deuda de Grecia: era del 20 por ciento del PBI cuando se convirtió en primer ministro y que se disparó a más del 80 por ciento para 1989.

Y finalmente está George A. Papandreu, quien está siendo forzado a imponer un régimen de austeridad que podría revertir muchos de los logros sociales alcanzados por su padre.

Muchos miembros del círculo político de Atenas se cuestionan si el actual primer ministro puede convencer al público de los recortes que están exigiendo los líderes financieros de Europa.

La historia de la familia Papandreu es rica en ambigüedades.

¿Fue Andreas Papandreu, quien murió en 1996 tras tres períodos en el poder, un agitador socialista quien utilizó el gasto gubernamental para expandir la clase media y darle a los griegos un mayor sentido de orgullo? O, ¿fue un demagogo con tendencia al escándalo cuya idea del Estado como banco de empleo ilimitado explica en gran medida la condición actual casi en bancarrota del país? Pocos disputan que la racha de préstamos empezó bajo el mandato de Andreas. Nick Papandreu recuerda los embriagantes días del poder popular a principios de los 80, cuando su padre abrió el gobierno: el dueño de una cafetería en Nueva York se convirtió en secretario de turismo y un plomero fue nombrado para que dirigiera una oficina de embarques del gobierno.

“Aumentó la deuda, pero hubo un beneficio”, dijo Nick. “La gente mejoró, en lo que respecta a ingresos, y esperanza”.

Y no es difícil encontrar gente que culpe a Andreas de los males actuales.

“Andreas Papandreu”, dijo Jason Manolopoulos, administrador de un fondo de inversiones, “corrompió el psique griego y les dio a los griegos una cultura de derechos basada en su existencia y no en su capacidad para trabajar y correr riesgos”.

Nick, George y sus dos hermanos menores llegaron a la mayoría de edad en Estados Unidos, Canadá y Suecia gracias a los años de su padre como economista prominente y activista político fuera de Grecia.

La vida de su padre, asegura Nick, fue alimentada por el conflicto, la pasión y una gran capacidad para comunicarse con el pueblo griego.

George, de 59 años, es más tímido, dice Nick. “Me dijo muchas veces que no quería ser primer ministro”.

Pero Nick dice que su hermano puede hacer lo que Grecia necesita ahora. “Andreas pudo haber vendido la idea mucho mejor al principio”, dijo. Pero, “George no cederá en estas reformas”.

Otros no están tan seguros.

Algunos dicen que el primer ministro carece del deseo para ejecutar los inmensos cambios económicos exigidos por el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea.

Algunos cuestionan si tiene las habilidades de comunicación el griego es su segundo idioma para explicar por qué el país ya no puede darse el lujo de mantener el Estado que su padre construyó.

Sin embargo, no todo el mundo lo recuerda con tanto cariño. Theodore Stathis, quien fue miembro de sus gobiernos, recuerda los excesos de los 80, cuando los salarios mínimos casi se duplicaron.

“Quiso construir un Estado con mejores salarios y servicios”, dijo.

“Construimos un Estado tan grande que tuvimos que seguir solicitando préstamos solamente para pagar sus gastos. Éste fue un error terrible”.

Stathis dijo que para 1993, Andreas Papandreu había empezado a aceptar que el Estado no podía vivir solamente de préstamos. Pero no podía decir lo mismo sobre el actual primer ministro.

“George es una persona honrada y ética”, dijo cortésmente. “Pero ha perdido tiempo”.

*Publicado originalmente en The New York Times.

Artículo en la Revista Ñ >> Clarín

Anuncios

Archivado en: Artículos, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: