Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

Los enormes beneficios tributarios a los que acceden las empresas mineras en Chile

Por MARCELA RAMOS (Ciper)

Una característica principal del sistema tributario chileno es que privilegia el cobro en las personas por sobre las empresas, las que gozan de un mar de franquicias y mecanismos para pagar menos impuestos. Las grandes mineras están entre aquellas que reciben los mayores beneficios, incentivos y recovecos tributarios. Han profitado del mayor regalo que puede hacer un Estado: entregarles gratis un recurso valioso y asegurarles “invariabilidad tributaria”. Un ex jefe de estudios de Cochilco le puso números a los beneficios: 10 mil millones de dólares anuales en los mejores años del precio del cobre.

———-

Chile es un paraíso para las empresas mineras. Contra las alarmas que cada tanto enciende el Consejo Minero, que agrupa a los mayores capitales que invierten en el rubro; o los gráficos del Instituto Libertad y Desarrollo que hablan de un país con una importante carga tributaria, invertir en Chile es realmente muy rentable para las compañías mineras. De hecho, si un extranjero tuviera que decidir dónde levantar su proyecto, de entre todas las naciones especializadas en la industria extractiva debiese optar por Chile, pues aquí es donde va a pagar menos impuestos y va a obtener las mayores ganancias.

De acuerdo a un estudio realizado por Cochilco (Comisión Chilena del Cobre) al que tuvo acceso CIPER, un proyecto minero tipo levantado en Chile, va a tener una carga total de impuestos de 39,4%, obteniendo una rentabilidad de 14,5 por ciento.

Para que se haga una idea: la misma inversión puesta en México, Indonesia o Sudáfrica tiene una carga impositiva mucho mayor (entre 5 y 10 puntos porcentuales más). De hecho, el único lugar donde tributaría menos que en Chile es en Australia occidental. Pero en ese caso obtendría también una rentabilidad menor. De ahí que Chile aparezca como un lugar idílico para las grandes empresas mineras, aún con las tasas actuales del Impuesto Específico a la Minería (IEM), cuyo promedio es 6%, pero que volverá a ser de 4% para la mayor parte de las empresas entre 2013 y 2018.

Los datos de Cochilco arrancan de un modelo creado por un reconocido consultor e investigador de temas mineros (James Otto, de la Universidad de Denver, en Estados Unidos). Otto desarrolló el prototipo a partir de una inversión promedio, pues hoy resulta prácticamente imposible comparar sistemas tributarios de países distintos: es como mirar dos madejas de lana y buscar las 7 diferencias: cada nación tiene sus royalty, sus plazos, sus franquicias, sus filtraciones.

Ese es otro tema con Chile: el sistema está lleno de beneficios y vacíos que las empresas saben aprovechar hasta la última gota, sobre todo las más grandes, pues cuentan con la asesoría de las principales consultoras tributarias del mundo (Ernst & Young, Price Waterhouse), y de abogados con postgrados en planificación tributaria, un área que se ha desarrollado fuertemente en los últimos diez años y cuyo principal objetivo es “optimizar la carga impositiva”. En buen castellano: reducirla al mínimo.

Seguir leyendo este artículo, ver gráficos y notas anexas en CIPER Chile…

Anuncios

Archivado en: Reportajes +, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: