Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

De su propia medicina


Por PÁGINA/12

Moody’s, una de las tres agencias calificadoras de riesgo, informó que puso en revisión la nota de la deuda de EE.UU. Bajó la de Grecia y la de Irlanda, agudizando la crisis.

———-

La agencia de calificación crediticia Moody’s anunció ayer que puso “en revisión” la nota de la deuda de los Estados Unidos, que siempre fue catalogada como “libre de riesgo”. La firma adoptó esa decisión frente al límite legal para endeudarse que enfrenta el gobierno de Barack Obama, que podría afectar la capacidad de pago de títulos que están próximos a vencer. Además, las calificadoras continúan pendientes de las economías europeas más débiles. Fitch rebajó la nota de los bonos de Grecia y el “castigo” aplicado por Moody’s a Irlanda hizo que la tasa de los bonos de ese país a diez años alcanzara un nuevo record desde la creación del euro, al llegar a 13,3 por ciento.

Los bonos de la Reserva Federal tienen la máxima nota posible (AAA), pero el límite al endeudamiento público que ahora intenta incrementar el presidente Obama, en arduas negociaciones con todo el arco político, le imprime, para Moody’s, una duda a la capacidad de pago norteamericana, algo impensado tiempo atrás. El Estado federal alcanzó a mediados de mayo el techo de la deuda autorizado por ley, un total de 14,3 billones de dólares. Desde entonces el Gobierno recurre a medidas técnicas para permanecer bajo ese nivel. El último plazo antes de incumplir algún compromiso sería el 2 de agosto. Es la primera vez que una agencia calificadora pone en duda la nota de esos títulos. El pasado 2 de junio la firma había advertido sobre esta posibilidad.

Las calificadoras de riesgo sufrieron un duro cuestionamiento luego del estallido de la crisis internacional. Esas firmas no previeron la enorme burbuja financiera que explotó con la caída de Lehman Brothers, y son consideradas por diversos analistas como uno de los responsables por el tamaño y profundidad que tuvo la debacle global. A pesar de ese desprestigio, la crisis de las economías europeas hizo reflotar el peso de las calificadoras, que, como si nada hubiera pasado, vuelven a manejar el ánimo de los inversores y, con ello, el destino de las finanzas nacionales.

Uno de los perjudicados ayer fue Grecia, ya que Fitch redujo una vez más la calificación de su deuda de B- a CCC, el penúltimo escalón del ranking. Además, frente a la intención del gobierno alemán de que Grecia renegocie la deuda con los bancos privados, Fitch aseguró que “incluir al sector privado en cualquier solución sería considerado como una señal de una merma del crédito soberano y que podría desencadenar el impago”. El FMI ayer propuso que los países de la Eurozona desembolsen 71 mil millones de euros adicionales para evitar el default griego, que afectaría severamente a bancos europeos.

“Fitch hace el anuncio pese a que el calendario de las acciones del grupo del euro y del Fondo Monetario Internacional están ya decididas y son conocidas”, se excusó el gobierno griego en un comunicado. “Como se decidió en la reunión del grupo del euro el lunes, el nuevo programa de ayuda internacional estará en marcha antes del 15 de septiembre”, agregó.

Otra economía en la mira de las calificadoras es Irlanda, cuyos bonos el martes Moody’s degradó a la categoría de “especulativos”. Eso provocó una nueva alza en la tasa de los títulos, que alcanzaron su mayor nivel desde la creación del euro. “Esa calificación, en este preciso instante, es incomprensible. Irlanda está en el buen camino para ordenar sus finanzas públicas y reformar su sistema bancario”, declaró la vocera de la Comisión Europea, Pia Ahrenkilde.

Desconociendo que las políticas de ajuste terminan deteriorando las cuentas fiscales de los países a través de la caída del nivel de actividad, Fitch aseguró ayer que “Italia no corre el riesgo de una rebaja en su calificación crediticia si acomete las reformas aprobadas en Consejo de Ministros”. Berlusconi pretende implementar un plan de ajuste de entre 43 a 48 mil millones de euros para 2014 que incluye privatizaciones. Con ello busca reducir un déficit fiscal de 4,6 por ciento a 0,2 por ciento en 2014.

Artículo original en Página/12

Anuncios

Archivado en: Artículos, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: