Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

Verdi derrota a Berlusconi pero los mercados no se enteran


Por RAMÓN LOBO (El País)

Los llamados mercados siguen alterados, nerviosos: huelen sangre en la deuda de España e Italia, como ante la olieron con Grecia, Irlanda y Portugal. Algunos analistas rechazan la tesis de todo es obra de los especuladores y consideran justificados los ataques. La ofensiva sea de quien sea no termina por provocar una respuesta convincente de los países de la UE, sus dirigentes y de la Comisión. Al lunes negro le sigue un martes negro que empieza a agrisarse.

La UE es una institución sin rumbo claro, en manos de personas que no dan muestras de visión, capacidad y liderazgo. Zapatero, que tiene un pie y medio en la jubilación anticipada, expresa en público lo que muchos afirman en privado: la culpa es de Alemania.

El juego de la asfixia económica tiene un precio; no un precio imaginario, sino real que afecta y afectará a cada bolsillo. Dos muestras de la crónica de Luis Doncel tuiteadas por Ignacio Torreblanca:


Otra consecuencia, aún no del todo visible, es la hartura ciudadana. No son solo las huelgas generales en Grecia ante el ajuste contínuo, ante el futuro escrito: días negros, semanas negras y años negros, es el cansancio del sistema que no funciona, que no reparte, y de una clase política y periodística que dejó de comprender los problemas de la mayoría.

En España ha nacido el movimiento del 15M, que empieza a impregnar el debate político de los que pisan la calle, de los que no se bajan del coche oficial ni de la tarima de los oradores, con propuestas concretas de mejoramiento de la democracia y acciones concretas contra los desahucios.

EEUU y sus aliados se encerraron en los palacios de Sadam Husein, crearon bases y zonas verdes desde las que tomaron decisiones equivocadas sobre el país invadido. Irak muestra una forma errada de interpretar el arte de la política, de librar guerras, de gestionar crisis, también las económicas. Es el mismo desastre, las mismas causas, sean las víctimas personas o euros.

Afganistán, la guerra perdida desde 2007. Nadie leyó historia, ni los británicos que la perdieron dos veces en el siglo XIX. La muerte hoy de Walid Karzai, hermanastro del presidente y gobernador de Kandahar, demuestra que el enemigo está dentro, fuera, al lado, en todas las partes. El verdadero enemigo no son los talibanes, son los extranjeros. EEUU se apoyó en 2001 en los señores de la guerra, los muyaidin, para hacer frente a los talibanes. Ese fue el error esencial.

En Italia, donde el berlusconismo parece llegar a su fin: elecciones perdidas, juicios que le castigan por comprar jueces en el pasado, promesas de retirada, un AC Milan que se difumina…

En esa sociedad agotada, abrumada tras años de impostura retadora, también brota una revuelta firme. Se muestra como muestran estas cosas en Italia, dos veces centro del mundo, durante el imperio romano y durante el Renacimiento: a través del arte, de la música. Este es un vídeo (ver al principio de la nota) que envía una lectora sobre una interpretación espececialísima de Nabucco en Roma. Dirige Ricardo Mutti, canta todo el teatro.

(Texto de la lectora, que por su calidad informativa y su fuerza voy a respetar en su totalidad)

“El último 12 de marzo, Silvio Berlusconi debió enfrentar la realidad. Italia festejaba el 150 aniversario de su creación y en esta ocasión se cantó en la Ópera de Roma Nabucco de Giuseppe Verdi, dirigida por el maestro Ricardo Muti.

Nabucco es una obra tanto musical como política: evoca el episodio de la esclavitud de los judíos en Babilonia y el famoso Va pensiero evoca el canto del coro de esclavos oprimidos. En Italia, este canto es símbolo de la búsqueda de libertad del pueblo, que en los años 80 –época en que se escribió la ópera– estaba oprimido por el imperio de los Habsburgo, al que combatió hasta la ceación de la Italia unificada.

Antes de la representación, Gianni Alemanno, alcalde de Roma, subió al escenario para pronunciar un discurso denunciando los recortes al presupuesto de cultura que hizo el gobierno, siendo que Alemanno es miembro del partido gobernante y antiguo ministro de Berlusconi. Esta intervención política, en un momento cultural de los más simbólicos para Italia, produciría un efecto inesperado, siendo que el mismo Berlusconi en persona había asistido a la representación.

Relatado luego por el Times, Ricardo Muti, director de la orquesta, contó que fue una verdadera velada de revolución: “Al principio hubo una gran ovación en el público. Luego comenzamos con la ópera. Se desarrolló muy bien hasta que llegamos al famoso canto Va pensiero. Inmediatamente sentí que la atmósfera se tensaba en el público. Hay cosas que no se pueden describir, pero uno las siente. Era el silencio del público que se hacía sentir. Pero en el momento en que la gente se dio cuenta que empezaba el Va Pensiero, el silencio se llenó de verdadero fervor. Se podía sentir la reacción visceral del público ante el lamento de los esclavos que cantan: “Oh patria mía, tan bella y perdida.”

Cuando el coro llegaba a su fin, ya se oían en el público varios “bis”. El público comenzó a gritar: “Viva Italia” y “Viva Verdi”. Gente en “el gallinero” comenzó a arrojar papeles con mensajes patrióticos. En una única ocasión Muti había aceptado hacer un bis para el Va Pensiero en la Scala de Milan en 1986, dado que para él la ópera debe interpretarse sin interrupciones de principio a fin. “Yo no quería sólo hacer un ‘bis’. Tenía que haber una intención especial para hacerlo.”, relata. Pero el público ya había despertado su sentimiento patriótico. Luego de que se acallaran las peticiones de un “bis” para el Va Pensiero, en el público se oyó el grito de: “¡Larga Vida a Italia!”

Muti se volvió, miró al público y a Berlusconi a la vez y dijo:

“Sí, estoy de acuerdo con esto. “Larga vida a Italia”. Pero… Ya no tengo más 30 años y he vivido mi vida. Recorrí mucho mundo y hoy siento vergüenza de lo que sucede en mi país. Así que accedo a vuestro pedido de un “bis” para el Va Pensiero. No es sólo por la dicha patriótica que siento, sino porque esta noche, cuando dirigía al Coro que cantó “Ay mi país, bello y perdido”, pensé que si seguimos así vamos a matar la cultura sobre la cual se construyó la historia de Italia. En tal caso, nuestra patria, estaría en verdad “bella y perdida”.

(Aplausos , incluidos de los artistas en escena)

Muti: Siendo que reina aquí un clima italiano, yo, Muti, callé durante muchos años. Quisiera ahora… tendríamos que darle sentido a este canto; estamos en nuestra casa, el teatro de Roma y con un coro que cantó magníficamente bien y acompañó espléndidamente. Si quieren, les propongo unirse a nosotros para que cantemos todos juntos.”

Entonces invitó al público a cantar con el coro de esclavos.

“Vi grupos de gente levantarse. Toda la ópera de Roma se levantó. Y el Coro también. Fue un momento mágico en la ópera. Esa noche no fue solamente una representación de Nabucco, sino también una declaración del teatro de la capital para llamar la atención a los políticos.”

Artículo original y enlaces en Aguas Internacionales >> Blogs EL PAÍS

Anuncios

Archivado en: Columnas +, , , ,

One Response

  1. […] Si quiere que se le ericen los pelos, lea la historia completa y vea el video de lo sucedido esa noche en Roma: “Verdi derrota a Berlusconi pero los mercados no se enteran” […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: