Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

Abren vía para legalizar la marihuana en Estados Unidos


Por DAVID BROOKS (La Jornada)

Por primera vez en la historia, legisladores de ambos partidos introdujeron hoy un proyecto de ley para acabar con la prohibición federal de la marihuana. El poderoso y veterano representante demócrata Barney Frank, de Massachussets, y su colega libertario y precandidato presidencial republicano Ron Paul, de Texas, junto con varios de sus colegas de la cámara baja, anunciaron el proyecto de ley.

En una teleconferencia con reporteros, Frank afirmó que la legislación se resume en que “no creemos que el gobierno federal deba estar involucrado en fiscalizar a adultos por fumar marihuana… eso es algo que debe determinar cada estado”.

En los hechos, el proyecto de ley pondría fin a la guerra federal contra la droga y permitiría que los estados determinaran su legalización, regulación y control sin interferencia de las autoridades federales. Entre los otros patrocinadores iniciales están los veteranos representantes John Conyers, de Michigan, y Barbara Lee, de California, y sus colegas Jared Polis, de Colorado, y Steve Cohen, de Tenesi.

Frank argumentó que no hay suficiente capacidad carcelaria ni autoridades judiciales para continuar persiguiendo a personas que sólo consumen marihuana por gusto personal o razones médicas. Frank, como sus colegas, dice apoyar los esfuerzos por disuadir a los ciudadanos de consumir bebidas alcohólicas, fumar tabaco y marihuana, pero, subrayó, “la prohibición no es una manera muy efectiva de abordar estos asuntos”.

La policía fiscalizó a más de 800 mil personas por consumir mariguana en 2009, según la FBI, y los arrestos por ese motivo representan más de la mitad de las detenciones por drogas en el país. Más de 20 millones han sido arrestados en relación con la cannabis de 1965 a la fecha, 5 millones en la década pasada, y de estos totales, 90 por ciento han sido sólo por posesión. Según cifras del gobierno, 100 millones de estadunidenses han consumido marihuana (incluyendo al actual presidente), y uno de cada 10 lo hace de manera rutinaria.

Según la propuesta de ley para derogar la prohibición, el gobierno federal quedaría obligado a respetar las decisiones y leyes estatales sobre el uso y regulación del producto. Unos 14 estados han despenalizado el consumo de marihuana, y 16 estados y el distrito de Columbia (Washington) han legalizado su uso médico, según organizaciones que promueven estas medidas, como la Alianza sobre Política de Drogas.

Frank, liberal y famoso por sus ácidas críticas a las políticas conservadoras, indicó que está “harto de la hipocresía de políticos” que consumen alcohol, tabaco y marihuana en privado pero persiguen a otros por hacerlo.

Interrogado sobre la opinión de gobernantes extranjeros, como el presidente Felipe Calderón, de que la legalización de la marihuana en este país sólo beneficiaría a los narcotraficantes mexicanos, Frank respondió que para ellos no es materia de discusión si esta propuesta beneficiará a México o no. “Él (Calderón) debe hacer lo que es correcto para México y yo haré lo que es correcto en Estados Unidos”, dijo. A la vez, añadió, es un hecho que cuando algo es ilegal en un mercado a ciertos productores les conviene más que permanezca así. Por lo demás, al legalizar la marihuana se produciría un giro en el mercado, donde tal vez habrá mayor preferencia por esa droga legal y regulada que por sustancias mucho más peligrosas, como la cocaína.

Para el representante demócrata Polis, “la guerra contra las drogas no ha funcionado, y la marihuana está más al alcance que nunca”. Por lo tanto, argumentó, es importante que los estados decidan cómo abordar el manejo de esta droga. Su colega Cohen subrayó que es “asunto de libertad” personal, y que el gobierno federal no debe dedicar recursos a la actual prohibición. “La marihuana tiene un gran efecto sobre los expendios de helados y los de donas, pero no en el crimen… en eso es muy parecida al alcohol”, y por lo tanto, debe ser regulada de la misma manera.

Cohen y Frank subrayaron que “el pueblo está mucho más avanzado en esto que los legisladores”, lo cual se comprueba en referendos estatales y encuestas.

Aunque nadie cree que el proyecto será aprobado a corto plazo, Frank indicó que la intención es que sea un vehículo para generar debate y educar a los legisladores.

Con todo, tiene un gran contenido simbólico, tanto por el alto perfil de sus promotores (Frank y Paul son figuras nacionalmente reconocidas) como por la atención que está generando en los medios masivos.

El anuncio se da poco después de que una agrupación internacional de destacadas figuras políticas y empresariales –la Comisión Global de Política de Drogas– emitió un informe que declaró a la guerra contra las drogas “un fracaso” y llamó a crear un nuevo paradigma en la lucha contra el narcotráfico que incluya el fin de las políticas de prohibición. Poco después, en un artículo publicado en el New York Times, el ex presidente Jimmy Carter también declaró el fracaso de la guerra contra las drogas y avaló las recomendaciones de esta comisión.

Artículo original en La Jornada

Anuncios

Archivado en: Artículos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: