Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

Juegos de cifras


Por HUGO ARIAS V.

Una de las cuestiones más complicadas de manejar en el periodismo económico es el uso de las cifras. Las matemáticas, las estadísticas, las escalas y las comparaciones, ya sabrán ustedes, pueden dar para todo si se quiere, por lo que un reto extra para los periodistas es el fair play de los números, es jugar con lealtad con el lector y es estar atento a la jugada mañosa del “rival” de turno que quiere vender su pomada, pasar gato por liebre o simplemente aparentar que es más de lo que realmente es.

Por estos días en que vivimos nuestro Enron criollo (reproduzco un comentario muy agudo que leí en Twitter), es bueno mirar con atención cuántas veces nuestros periodistas están expuestos a estos malabares de la contabilidad ingeniosa de algunas empresas para que nuevamente nos caiga la teja de que no se puede confiar demasiado ni en los informes contables ni en las empresas que auditan esas cifras y, sobre todo, que hay que estar preparado (por formación) para no caer en el engaño y estar alerta y dispuesto a dudar de todo número o argumento hasta que nos pruebe su validez.

Supongo que más de algún colega habrá tenido que sufrir con la información financiera de las empresas, pero creo que la lección de estos días es que no basta con mirar la FECU de una empresa, porque para saber lo que realmente ocurre con ellas y las consecuencias que eso puede tener para el resto de la sociedad está muchas veces en otros lados, requiere otro tipo de reporteo.

Pero ojo. No es sólo que intenten pasarnos goles las empresas o en el área económica. El periodismo completo puede ser víctima del “juego sucio” con las cifras en todos los ámbitos de la noticia. Imagínese que mañana se topa con un titular en el diario que anuncia que los robos en su comuna crecieron un 500% en un año. ¿Se asusta, no? Pero si le dicen que en el mismo período hubo un solo robo y al año siguiente hubo 6 la cosa no parece tan grave ¿verdad? Bueno, la verdad es que esto ocurre todos los días, así que mire con mucha más atención, porque –como leí también en Twitter el otro día– si en una mesa hay dos comensales y dos panes, y uno se come los dos panes y el otro no come nada, el consumo medio es de “un pan por persona”, aunque sepamos que hay uno que no tocó ni miga. ¿No le suena esto a canción conocida cada vez que se habla en Chile del ingreso per cápita?

En fin, los promedios o los porcentajes pueden ser tramposos.

Y a propósito de números ¿han visto la nueva propaganda de Hidroaysén en la tele, esa que compara las hectáreas que se inundarán en la Patagonia con las que se requerirían para generar igual cantidad de energía con paneles solares o con molinos eólicos? Yo la vi un par de veces. La primera vez, como uno no le presta mucha atención a la publicidad, parece impactante la comparación y hasta suena a argumento sólido. Pero poniéndole un poco más de atención a la cosa uno empieza a descubrir que las comparaciones parecen no ser muy leales.

Primero, digamos que una cosa es el área que se inunda para construir la represa de Hidroaysén y otra es el área que se tala o (al menos) interviene para permitir el paso de los cables que deberán traer la energía desde la Patagonia hasta Santiago. Supongo que habrá que sumar ambas para tener una idea del verdadero impacto del proyecto.

Segundo, concordando en que es posible que se requieran muchas más hectáreas de paneles solares para generar igual cantidad de energía, también hay que reconocer que, hasta donde yo sé, los paneles solares se pueden instalar en los techos de las casas o en las azoteas de los edificios o en las industrias, por lo tanto, el área de paisaje silvestre realmente intervenida podría ser harto menor… y con la generación eólica podría pasar algo similar.

En fin, el punto es que a veces incluso comparar peras con peras o manzanas con manzanas puede no ser tan correcto. Así que, ojo, porque si los periodistas caen en el engaño o se dejan caer, al menos seamos nosotros unos lectores más atentos, exigentes y no dispuestos a pisar palitos todos los días y a cada rato.

Yo, lo confieso, a veces me entretengo buscando en los diarios las pillerías numéricas de los periodistas o de sus fuentes… y encuentro varias, les diré.

Artículo original en El Post

Anuncios

Archivado en: Columnas +, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: