Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

El primer año de la reconstrucción no se financió


Por JUAN PABLO ECHENIQUE y PEDRO RAMÍREZ ( Ciper)

A un año de la creación del Fondo Nacional de Reconstrucción, el balance es duro: errores que originaron una engorrosa tramitación de las donaciones impidieron que millones de dólares pudiesen ser utilizados para enfrentar la emergencia durante 2010. Aunque el gobierno esperaba recaudar cerca de US$ 150 millones, sólo ha ingresado el 10%. Además, los US$ 300 millones provenientes de recursos de la Ley Reservada del Cobre que debían usarse en la reconstrucción recién estuvieron disponibles a fines de año, por lo que en vez de gastarse, fueron invertidos en el mercado de capitales.

———-

Cuatro días antes de que se cumpliera el primer aniversario del terremoto, el 23 de febrero pasado, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dio a conocer los cálculos oficiales del costo que tendrá la reconstrucción del país. De acuerdo con sus cuentas, se requieren US$ 8.431 millones para que Chile vuelva a la normalidad. Lo que el ministro no dijo es que los fondos que el gobierno esperaba recaudar para encarar el primer año tras la emergencia no se habían conseguido.

En su cuenta, Larraín explicó de dónde saldrán los recursos para financiar la tarea: mayor recaudación tributaria (US$ 3.625), reasignación de presupuesto público (US$ 2.920 millones), aportes provenientes del fondo de la Ley Reservada del Cobre (US$ 1.200 millones) y donaciones de particulares al Fondo Nacional de Reconstrucción (US$ 308). Los restantes US$ 378 millones provienen de “otras fuentes” que Larraín no especificó. La suma total, dijo el ministro, se alcanzará en el plazo de tres años (2010-2013).

Vistas estas cuentas sobre el papel o en las mismas láminas de Power Point que presentó el ministro, la tarea no parece tan difícil. Pero Larraín sabe que sí lo es. Sobre todo porque las metas del primer año dejaron con un sabor amargo a los encargados de las finanzas para la reconstrucción. Cuando el ministro entregó estas cifras en febrero pasado, ya sabía que gran parte de los fondos con los que Hacienda contaba para asumir las tareas más urgentes durante el 2010, sencillamente no se habían ocupado por errores en el diseño para obtener, tramitar y disponer de esos recursos. Así había sucedido con las platas provenientes de la Ley Reservada del Cobre y con las que debía recaudar el flamante Fondo Nacional de la Reconstrucción (FNR).

Tomando en cuenta que los recursos provenientes de una mayor recaudación tributaria sólo estarían disponibles a contar de 2011, para enfrentar la emergencia en 2010 el gobierno contaba con US$ 730 millones provenientes de las reasignaciones presupuestarias, además de US$ 600 millones de los fondos de la Ley Reservada del Cobre (la mitad de ellos para reparar instalaciones militares) y de unos US$ 150 millones que debían recaudarse como donaciones al FNR. Descontando el dinero para las Fuerzas Armadas, el total esperado para reconstruir o reparar obras de beneficio para la población civil durante 2010 era de US$ 1.180 millones.

Pero las cuentas que sonaban alegres en el papel, no cuadraron en la realidad…

Seguir leyendo este artículo en CIPER Chile

Anuncios

Archivado en: Reportajes +, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: