Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

EE.UU. aprueba la reforma financiera

Por SANDRO POZZI (El País)

La reforma financiera ya es realidad en Estados Unidos. Ahora, solo falta que el presidente Barack Obama le ponga la firma para que las nuevas reglas que gobernarán el sistema financiero entren en vigor. El objetivo de la batería legislativa, que superó ayer el último gran obstáculo en el Senado, es corregir las causas que provocaron el caos de 2008 y arrastraron a la economía en la recesión.

La nueva legislación, conocida como Dodd-Frank Act, impone nuevas restricciones a los grandes bancos para limitar sus actividades de riesgo, como en el mercado de los derivados. También eleva las condiciones de liquidez para que las entidades cuenten con colchón de capital para afrontar futuras crisis, a la vez que se intenta poner freno a su tamaño.

La Casa Blanca promete “remodelar” la manera en la que se hace negocio en Wall Street y “redefinir” el papel de los reguladores, depositando más poder de supervisión en la Reserva Federal. Así, se crea un consejo que velará por la estabilidad del sistema y se establece un mecanismo para desmantelar entidades problemáticas. Se acaba, en suma, con el principio de “demasiado grande para quebrar”.

En paralelo, se constituye un organismo en el seno del banco central que velará por la protección de los consumidores frente a abusos en productos financieros como hipotecas y tarjetas de crédito. “No se puede legislar la integridad, pero si se pueden crear los mecanismos para protegernos y que nunca más pasemos por lo que hemos pasado”, dijo el senador Chris-topher Dodd.

El voto se produjo el mismo día en el que el gigante financiero JP Morgan Chase, el gran ganador de la crisis, presentara un beneficio neto en el segundo trimestre de 4.800 millones de dólares (3.720 millones de euros). Es un 76% más de lo que ganó en el mismo periodo de 2009.

Multa a Goldman Sachs

Por otro lado, el banco de inversión Goldman Sachs fue sancionado ayer con 550 millones de dólares (388 millones de euros) por el supuesto fraude del que fue acusada en abril por el empaquetado de hipotecas basura. Con esta multa, la más alta impuesta por el regulador del mercado de valores de EE UU (SEC), la entidad da carpetazo al expediente abierto sin admitir ni negar haber actuado de forma irregular a la hora de estructurar el polémico fondo de inversión Abacus.

———-
Una sacudida a la regulación de Wall Street

La reforma financiera acordada ayer por los representantes de la Cámara de Representantes y del Senado que debían conciliar los textos aprobados por ambas cámaras supondrá una sacudida a la regulación de Wall Street. Los críticos consideran que se queda demasiado corta, pero en todo caso introducirá reformas de calado que se dejarán notar en el negocio de los grandes bancos.

La reforma trata de poner coto a las prácticas que desencadenaron la crisis financiera y económica actual. También procura evitar el riesgo de quiebras, como la de Lehman Brothers, que arrastren a todo el sistema. Por eso se establecen cautelas sobre el negocio y también un sistema de liquidación ordenada.

A las grandes firmas financieras como Bank of America y Goldman Sachs que reciban depósitos de clientes se les prohibirá la negociación por cuenta propia. Además, solo se les permitirá realizar inversiones mínimas en los fondos de alto riesgo (hedge funds) y en las firmas de capital riesgo (private equity). Como máximo, podrán comprometer el 3% de sus fondos propios y no podrán aportar más del 3% del capital de un fondo de ese tipo.

Más capital
Esos grandes bancos deberán hacer frente también requerimientos de capital más estrictos, de modo que no pongan en peligro la estabilidad del sistema financiero, aunque tendrán varios años para crear esos nuevos colchones de reservas.

Al tiempo, las grandes firmas de Wall Street se verán obligadas a escindir algunos de sus rentables negocios de derivados, aunque podrán seguir contratando coberturas de divisas y permutas de tipos de interés. La mayoría de los derivados deberán negociarse a través de cámaras de compensación centralizadas o en mercados organizados y solo una minoría quedará fuera de los mercados regulados (over the counter).

Los productos de las firmas financieras, como hipotecas y tarjetas de crédito estarán sujetas a las nuevas normas de una oficina de nueva creación diseñada para proteger a los consumidores. Las financieras y concesionarias de automóviles han logrado escapar de esa supervisión.

La nueva norma también establece mayor responsabilidad de las agencias de calificación, que podrán ser demandadas en casos de negligencia. Además, serán supervisadas más estrictamente y tendrán dos años para encontrar la manera de mitigar sus conflictos de interés.

Publicado en el diario El País de España.

Anuncios

Archivado en: Reportajes +, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: