Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

Hacia un Bolonia transatlántico


Por J. A. AUNIÓN (El País)

Los rectores de casi mil universidades se comprometen a trabajar por un espacio común para la movilidad de profesores y alumnos. El proceso se prevé lento y difícil.

“Sin un espacio común que en la práctica contenga nuestros sueños de integración, estos flotan libremente en el aire, siempre ilimitados, siempre retóricos; elocuentes, sí, pero vacíos de contenidos, de objetivos, de metas y mecanismos para llevarlos adelante”. El ex ministro chileno y experto en universidades José Joaquín Brunner escribía estas palabras en 2008, en un artículo en el que argumentaba por qué no creía posible un espacio iberoamericano común de educación superior al estilo de Bolonia en Europa. Además, el autor veía impensable que los Gobiernos, como hicieron los europeos, llegasen a decretar ese espacio común a unas universidades absolutamente heterogéneas y con muchísima autonomía.

Es innegable que algo se va avanzando. Los Gobiernos llevan desde 2005 impulsando el proyecto, poniendo en marcha distintos mecanismos: programas de movilidad, de reconocimiento de estudios, de control de calidad y de redes de ciencia y tecnología. Los Estados han puesto el desarrollo del proceso en manos de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), el Consejo Universitario Iberoamericano (CUIB) y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y los ministros de Educación se reúnen cada año para revisar los avances.

Pero, para algunos, el proceso está siendo demasiado lento. “Tenemos prisa, y los Gobiernos no van a empezar de verdad si no empezamos las universidades”, asegura la rectora de la Universidad Autónoma de Barcelona, Ana Ripoll.

Así, probablemente lo más importante del II Encuentro de Rectores Universia (más de 1.000 representantes de universidades, la inmensa mayoría iberoamericanas) es el compromiso firme manifestado por las instituciones académicas para ponerlo en marcha. Y no solo eso, sino que ayer, en Guadalajara (México) señalaron cómo quieren que se haga, con un documento de propuestas entre las que destaca la creación de “un amplio y ambicioso programa de movilidad e intercambio estudiantil y de profesionales” para conseguir que en 2015 accedan a él un 2,5% de los estudiantes, docentes e investigadores -en Europa el objetivo de movilidad estudiantil es el 20% para 2020, y en España ahora es el 8%-. Esto requiere, entre otras cosas, mejorar los sistemas de reconocimiento de estudios entre universidades. Además, se reclama a los “Gobiernos, como principales responsables, y al sector privado a incrementar la inversión en educación superior, racionalizando el uso de los recursos”.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro, pidió al secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias, que estaba presente en la clausura, que se abra un hueco en la Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado que se celebra en Argentina en noviembre para que puedan explicar a los Gobiernos las conclusiones del encuentro. También asistieron a la clausura el ministro de Educación español, Ángel Gabilondo, y el secretario general de la OEI, Álvaro Marchesi.

De momento, ya hay un compromiso, el del Banco Santander, organizador del encuentro a través de la red de universidades Universia. El presidente del banco, Emilio Botín, anunció que parte de los 600 millones de euros que invertirán en instituciones universitarias en los próximos cinco años, en concreto 60 millones, se dedicarán a dos nuevos programas de becas para la movilidad: uno para estancias de estudios que pretende llegar a 15.000 estudiantes en 2015, y otro para que continúen su formación 3.000 jóvenes investigadores. Botín reiteró que el compromiso de su entidad con las universidades “seguirá siendo firme”.

Se podría decir que es un movimiento desde abajo. Los casi mil rectores (985), y delegaciones de otras 72 universidades se han reunido en Guadalajara (México) para intentar marcarle a los países de Latinoamérica el camino que creen que hay que recorrer para construir un espacio iberoamericano del conocimiento, al estilo de lo que ha hecho el proceso de Bolonia en Europa.

El espacio iberoamericano del conocimiento

Se podría decir que es un movimiento desde abajo. Los casi mil rectores (985), y delegaciones de otras 72 universidades se han reunido en Guadalajara (México) para intentar marcarle a los países de Latinoamérica (Gobiernos, sociedades, empresas y a ellas mismas, las instituciones académicas) el camino que creen que hay que recorrer para construir un espacio iberoamericano del conocimiento, al estilo de lo que ha hecho -salvando las distancias y con todos los matices que se puedan señalar- el proceso de Bolonia en Europa.

Todos los países iberoamericanos, incluidos España y Portugal, así como EE UU, Reino Unido, Australia o China, están representados en el II Encuentro de Rectores Universia -al que está invitado este diario-, organizado por el Banco Santander, a través de Universia. En la reunión se debatirán hasta hoy 11 ponencias elaboradas con la participación de miles de universitarios (rectores, profesores y alumnos).

El objetivo es gigantesco y difícil: hacer despegar a las universidades iberoamericanas, superando las carencias gracias a la cooperación, y que la educación superior pueda convertirse en un verdadero motor de mejora social. Para empezar, porque requiere (aunque no solo) más inversión en educación superior, por lo que es necesario el compromiso de los Gobiernos, que además deberán ponerse de acuerdo para la convergencia de sus políticas educativas. Los Gobiernos de la región, en 2005, se comprometieron a avanzar en ese espacio, pero “las manifestaciones políticas han ido más lejos que las acciones reales”, dice el texto de una de las ponencias. En la inauguración oficial del encuentro, celebrada ayer, estuvieron el presidente de México, Felipe Calderón, y el ministro de Educación español, Ángel Gabilondo. “Estaré muy atento a las conclusiones del encuentro”, dijo Calderón.

La actual crisis económica podría ser desalentadora para quien quiera avanzar en ese proyecto, pero quizá, paradójicamente, podría ser el momento preciso para hacer despegar a la educación superior de América Latina, a pesar de las dificultades que históricamente arrastra la zona que probablemente muestra las mayores diferencias del planeta (tanto entre países como dentro de ellos). “La región iberoamericana ha podido, por primera vez en la historia contemporánea, sortear mejor las dificultades económicas sobrevenidas que otras zonas, como Europa o Estados Unidos, y eso es una excelente noticia”, dijo Emilio Botín, presidente del Banco Santander, que a través de Universia (una red que agrupa más de 1.100 universidades), organiza el encuentro mexicano como continuación del primero, celebrado en Sevilla en 2005. Botín anunció que su entidad destinará 600 millones de euros en los próximos cinco años a proyectos universitarios (lo que eleva sustancialmente la cifra destinada en los últimos cinco: 375 millones en 15 países de cinco continentes).

Los organizadores han insistido en darle al encuentro un fuerte componente social -la reunión se titula Por un Espacio Iberoamericano del Conocimiento socialmente responsable-, no solo en el sentido de aumentar el acceso a la educación superior (hay países de la región tan potentes como México, que están por debajo del 30% de jóvenes con acceso), sino en el sentido de dar nuevas soluciones a los nuevos retos de la sociedad: crisis financiera, globalización, cambio climático, desarrollo sostenible. Así lo explicó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro.

De las ponencias del encuentro saldrán una serie de conclusiones que pretenden incluir medidas concretas a poner en marcha que no se queden en diagnósticos de situación o en mera declaración de intenciones. Entre ellas, habrá iniciativas para consolidar programas de movilidad de alumnos y profesores (lo que algún día intentaría ser una especie de Erasmus iberoamericano), una estructura de titulaciones comparable para que el reconocimiento de títulos o de estancias de estudios sean más sencillos; o hacer mecanismos de control de la calidad, especialmente importante este último punto en una región donde sus universidades, al igual que ocurre en su sociedad, son enormemente desiguales: hay universidades mundialmente competitivas junto a otras de poca calidad.

———-
Las propuestas

– La creación de un Erasmus iberoamericano (con financiación pública y privada) bajo compromiso de todos los agentes sociales y reconocimiento automático de los estudios.

– La elaboración de una Estrategia de Internacionalización para atraer estudiantes y profesores extranjeros, y mecanismos para evitar la fuga de cerebros.

– Crear un proceso de convergencia y reconocimiento de las estructuras educativas, apoyado en agencias de acreditación homologadas internacionalmente.

– Fomentar el desarrollo de campus virtuales y la disponibilidad de materiales en la Red.

– Establecer una Red Virtual Iberoamericana para la Formación del Profesorado y otra de observatorios de inserción laboral.

– Promover planes de dotación y mejora de infraestructuras y grandes instalaciones que deban ser compartidas.

– Impulsar los programas de formación de doctores e investigadores.

Anuncios

Archivado en: Reportajes +,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: