Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

"La estabilidad no se negocia"


Por JUAN GÓMEZ (El País)

Hace dos semanas, Angela Merkel dijo que Europa estaba en una encrucijada. Y ella también. Cuando el continente se tambalea por la crisis, todos miran a Berlín. En la capital alemana, ante su despacho, presidido por un célebre retrato de Konrad Adenauer, la canciller alemana recibe a EL PAÍS, al diario italiano Corriere della Sera y al parisiense Le Monde para explicar la posición alemana en la grave crisis europea. Durante una hora, la líder democristiana, distendida y sonriente, insiste en que la estabilidad financiera de los países del euro es “inseparable” de la solidaridad entre los miembros de la UE. “Para Alemania, la cultura de estabilidad es innegociable”.

Sus críticos la acusan de haber agravado la crisis griega con su tardanza en el rescate. Si bien es indudable que la preocupación de los alemanes por sus ahorros ha jugado un papel clave en su gestión, Merkel insiste en que fue necesario asegurarse de que Grecia emprendía el sendero de la austeridad. Como celebra los primeros pasos de España y Portugal en esa dirección, que, según anuncia, seguirá su país. Para la canciller, Alemania “ha aportado algo importante para que Europa acometa en el futuro sus problemas de raíz, aunque sea una vía difícil”.

Merkel, que se considera en la senda de los gigantes políticos Konrad Adenauer y Helmut Kohl, lamenta que se haya olvidado cómo “Kohl peleó con intensidad en la negociación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento”. “Porque recordemos que se regateó cada coma del texto… La innegociable estabilidad financiera de los países del euro y la independencia del Banco Central Europeo son aspectos fundamentales para Alemania”. Por ello, la canciller no ahorra críticas a su antecesor, Gerhard Schröder: “Fue un error que Alemania y Francia debilitaran en 2004 y 2005 el Pacto de Estabilidad”.

Y en estas, resurge de nuevo Grecia. Merkel asegura que el trance “ha demostrado que Europa es capaz de reaccionar en momentos de necesidad”, e insiste en que su Gobierno dejó muy claro en febrero que en cuanto se viera amenazada seriamente la estabilidad del euro, “los países de la Unión Monetaria actuarían con rapidez y decisión”. “Me sorprende”, añade, “que se olvidara tan pronto”. Ahora “hay que hacer que aumente la competitividad europea”.

La canciller destaca tres aspectos del rescate griego. Primero, se logró “que Grecia se comprometiera a un plan de ahorro de tres años, que será duro pero es inevitable”. Después, su Gobierno insistió en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) participara en el rescate y, además, “se consiguió la solidaridad de todos los países de la Unión Monetaria”. Tres aspectos que, a su juicio, “debían ir de la mano”. “Porque”, agrega, “nunca nos habíamos visto en semejante situación”. Lo mismo, señala, “puede afirmarse del paquete de ayuda al euro”.

Alemania aplicará medidas de austeridad a partir de 2011. Porque no sólo “son importantes en países como Portugal o España. También los que no están en el punto de mira de los mercados financieros, como Alemania y, según me dijo el presidente Sarkozy, Francia, tendrán que dar pasos” en este sentido.

Tras dejar claro que Alemania quiere mantener la prohibición de rescates mutuos en el seno de la Unión Monetaria, Merkel afirma que no cree “en que un país tenga que asumir el liderazgo europeo por sí solo”. Aunque no oculta que el eje París-Berlín es vital para el futuro de la UE -“que Francia y Alemania se pongan de acuerdo y se articulen suele ser un impulso para todos”-, Merkel aboga por la máxima implicación de todos los socios: “Europa ha funcionado mejor cuando los demás países se han implicado en los procesos”. Con 27 socios “no es del todo fácil, pero si no hubiera respeto hacia todos y cada uno de ellos, Europa no funcionaría”. El objetivo es que todos los países de la UE “accedan a la moneda única”.

Además de la estabilidad, la jefa del Gobierno alemán destaca la importancia del crecimiento. No se trata “sólo de equilibrar presupuestos y de atenerse al pacto de estabilidad, que es condición sine qua non”. Y más asuntos relevantes. “Está la cuestión de nuestra competitividad”, afirma Merkel, quien mira a la cumbre europea de junio con “grandes expectativas”. Servirá para decidir “la estrategia de crecimiento: además de consolidar la estabilidad, se decidirá sobre el futuro europeo”.

¿Y la regulación de los mercados financieros? Es un asunto crucial del que mucho se habla -se abordará en Bruselas-, pero sobre el que poco se hace, hasta la fecha. “La necesitamos con urgencia”, afirma Merkel. Las especulaciones financieras “son aún exageradas y hay que amortiguarlas”. Y cuando se le interroga si se siente atropellada por las críticas, sonríe otra vez: “Naturalmente que no, nos gusta ser europeos y sabemos los que significa el euro para nosotros”.

Publicado en el diario El País de España.

Anuncios

Archivado en: Entrevistas +, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: