Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

"Estoy tranquilo, soy inocente"


Por MÓNICA CEBERIO BELAZA (El País)

“No se afrontan las situaciones complejas con optimismo, sino con tranquilidad, con la tranquilidad que da saber que soy inocente de lo que se me acusa. Como hombre respetuoso con la ley, sólo me queda asumir la decisión de mañana ejerciendo mi defensa para que quede absolutamente clara cuál es la situación”. Así se ha despedido el juez Baltasar Garzón, ante las preguntas de los periodistas, del acto de esta noche en la Casa de América de Madrid, probablemente su última intervención como juez en activo si finalmente el Consejo General del Poder Judicial lo suspende este viernes de sus funciones, una vez que el magistrado del Tribunal Supremo Luciano Varela ha decretado la apertura de juicio oral por haber investigado los crímenes del franquismo y la dictadura.

Garzón acudía a un diálogo con el juez argentino Daniel Rafecas sobre las víctimas judías de la dictadura militar de ese país, organizada por la Casa Sefarad, y su colega le ha dedicado entera la primera intervención. “Esta fecha, este día, fue previsto hace mucho. Pero el destino quiso que fuera en un día muy difícil para el juez. Argentina, en este momento, está con usted”, ha dicho.

Rafecas ha hablado de la situación en España relacionándola con Argentina. “Allí se escuchaban las mismas cosas que aquí: ¿Por qué se van a reabrir las heridas? Hay que olvidarse. Están todos muertos”. Ha defendido la necesaria batalla legal y judicial contra la impunidad y ha añadido que la grieta para juzgar la dictadura argentina la abrió “un juez muy valiente que actuó cuando nadie actuaba y que se llama Baltasar Garzón”.

“No sigas por ahí, que me voy a emocionar”, ha respondido el magistrado español, que había sido recibido en pie y con una larga ovación en la sala. “Es un momento delicado, pero la vida tiene muchos momentos delicados”.

Entre las víctimas del franquismo había ambiente de prefuneral. “Es el último acompañamiento que le podemos hacer al juez en activo y aquí estamos”, decía Fausto Canales, hijo de un fusilado. “Lo que está pasando es una vendetta, algo anómalo, aberrante. Mañana iremos a manifestarnos. Pero ya será tarde. Ya habrán conseguido echarlo”. Lo habían recibido con caretas con el rostro del magistrado que acabaron quitándose para no perjudicarle, a petición de los organizadores.

“El olvido pertenece sólo a aquellos que quieren olvidar. Cuando se quiere imponer, produce unas condiciones desastrosas”, ha dicho sobre la impunidad Garzón, quien ha pasado los últimos 22 años, dos meses y 27 días en la Audiencia Nacional y que bajará mañana previsiblemente por última vez sus escalones.

———-
Quiebre en el Poder Judicial español

Por JOSÉ ANTONIO HERNÁNDEZ

Salvo algún improbable acuerdo de muy última hora, el juez Baltasar Garzón será suspendido hoy como juez durante el pleno extraordinario que tiene previsto celebrar el Consejo General del Poder Judicial a partir de las once de la mañana. En el orden del día sólo hay un punto: apartar a Garzón del Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional.

Salvo algún improbable acuerdo de muy última hora, el juez Baltasar Garzón será suspendido hoy como juez durante el pleno extraordinario que tiene previsto celebrar el Consejo General del Poder Judicial a partir de las once de la mañana. En el orden del día sólo hay un punto: apartar a Garzón del Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional.

En saco roto quedaron ayer los intentos de una parte de los miembros del sector progresista del Poder Judicial de forzar, antes de las once de la mañana de hoy, la celebración de una comisión permanente urgente que autorizase la petición de Garzón de irse en comisión de servicio como asesor de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional de La Haya.

Las vocales progresistas Margarita Robles y Almudena Lastra, miembros de la Comisión Permanente del Consejo, hablaron con el presidente, Carlos Dívar, para analizar la posibilidad de convocar una Comisión Permanente antes de las once de la mañana y darle una salida digna al juez autorizándole su marcha a La Haya. Según fuentes del Consejo, Dívar instó a ambas vocales a formular esa petición por escrito. No lo hicieron. Había obstáculos, algunos insalvables, y, además, en el ambiente gravitaba el temor de que en el Tribunal Supremo se entendiese esa acción como un intento de esquivar la ley que obliga a suspender a un juez si, como en este caso, pende sobre él un auto de apertura de juicio oral. Pero, además, no daba tiempo. La citada comisión ha de ser convocada con al menos 24 horas de antelación. Esta pega pudo haberse franqueado si los cinco miembros de la Permanente hubiesen estado de acuerdo en obviar tal plazo, pero no hubo unanimidad.

Además de Dívar, Robles y Lastra, pertenecen a esta comisión los vocales conservadores Manuel Almenar y Antonio Dorado, dos de los siete vocales del grupo del Consejo afín al PP que pidieron por escrito el miércoles la convocatoria urgente de un pleno extraordinario para apartar a Garzón de su juzgado. Dorado no sólo se opuso a la celebración de una comisión permanente, también avisó a Dívar de que la impugnaría si se convocaba.

Pasadas las ocho de la tarde se dieron por terminados los contactos entre representantes de ambos grupos, con lo que se esfumó la posibilidad de dar una salida digna al magistrado. “Hemos quedado para hoy, a las nueve de la mañana, a tomar café y ver si existe alguna otra fórmula”, señalaron fuentes del Consejo.

El Poder Judicial disponía ayer de los cuatro informes solicitados el miércoles para analizar la petición de Garzón de ser trasladado a la Fiscalía de La Haya. Uno de ellos procedía del Ministerio de Asuntos Exteriores, que certificaba que era de “interés para España” la estancia de Garzón en este tribunal internacional.

Tras la jornada de tensiones, lo único que quedó claro ayer es que hoy, a las once de la mañana, se reunirán los 21 vocales del Poder Judicial para ejecutar los efectos colaterales (suspensión de funciones) derivados del auto dictado el miércoles por el juez del Supremo Luciano Varela, en el que decide sentar en el banquillo a Garzón por haber abierto diligencias para investigar los crímenes del franquismo. Si no surge una fórmula de última hora, el pleno de hoy no tendrá otra opción legal que suspender al juez. Y, al tener un único punto del orden del día, no podrá abordar (salvo un improbable acuerdo unánime de los 21 vocales) la petición de Garzón de trabajar en comisión de servicio en la Haya sin el estigma de estar suspendido en España. Fuentes del Consejo señalan que su petición podría analizarse después del pleno de hoy, pero que ello no invalidaría su suspensión de funciones.

Publicado en el diario El País de España.

Anuncios

Archivado en: Reportajes +, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: