Edición 27/02

Icono

«Describe tu aldea y serás universal», decía Tolstoi. ¿Y por qué no intentar el ejercicio contrario?

Prisión para el último dictador


Por CLARÍN

El último presidente de facto, el general retirado Reynaldo Bignone, fue condenado ayer a cumplir la pena de 25 años de prisión en una cárcel común por 56 casos de víctimas de la dictadura que pasaron por el centro clandestino de detención de Campo de Mayo y que, en su gran mayoría, permanecen desaparecidas.

En sus últimas palabras ante los jueces, Bignone admitió la existencia de 8 mil desaparecidos, una cuestión a la que siempre le eludieron los represores. Fue al negar la cifra de 30 mil desaparecidos esgrimida por los organismos defensores de los derechos humanos (ver Antecedentes).

La condena fue dictada por el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín, integrado por los jueces Marta Milloc, Héctor Sagretti y Daniel Cisneros, y aplaudida por unas 300 personas que colmaron el gimnasio de Florida en el que se hizo este juicio. Otro millar lo siguió con bombos y cánticos desde la calle, cortada por la Policía.

Bignone, que firmó una ley de autoamnistía para los represores y otro decreto que autorizó la destrucción de los archivos sobre la represión ocho meses antes de entregar el poder a Raúl Alfonsín, en 1983, prefirió no estar presente al momento del veredicto.

Cinco horas antes había reivindicado la represión ilegal de la guerrilla, dijo que había sido avalada por el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón, sostuvo que se trató de una guerra, habló de la “obediencia debida” -“es intrínseca de la profesión militar”, expresó- y calculó que los robos de bebés -unos 500, según Abuelas de Plaza de Mayo- “no llegan a los 30” casos.

Mientras la presidenta del tribunal leía el veredicto, Bignone tomaba mate junto con los otros acusados, detrás de un biombo, en un salón contiguo al gimnasio de la sociedad de fomento José Hernández, el escenario al que debió recurrir el Poder Judicial ante la falta de salas adecuadas para este tipo de juicios.

En la sala estaban el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, y la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carloto.

Junto con Bignone, que en 1977 era el jefe del Estado Mayor del Comando de Institutos Militares, fueron condenados también a 25 años de prisión: los generales Santiago Omar Riveros y Fernando Verplaetsen.

Otros oficiales fueron condenados así: Carlos Tepedino a 20 años de cárcel; Jorge García, a 18 años; y Eugenio Guañabens Perelló, a 17.

“Poco importa el monto de la condena ya que seguramente Dios me llamará antes de cumplirla”, había dicho Bignone, de 82 años, al medio día, durante sus “últimas palabras”. Allí citó al general Juan Perón (“aniquilar cuanto antes este terrorismo criminal”, por el ataque terrorista a la guarnición militar de Azul, en 1974), a la jueza de la Corte Suprema Carmen Argibay (“yo sé diferenciar lo que es justicia de lo que es venganza”, en un supuesto reportaje) y hasta al ex presidente francés Francois Miterrand (“no hay guerras dulces”).

También pareció aludir, sin mencionarlo, al actual embajador en Colombia, Martín Balza, quien como jefe del Ejército hizo una autocrítica del rol del arma en la represión ilegal durante el gobierno de Carlos Menem. “Es preferible la condena que el repudio de los camaradas”, aseguró Bignone.

Publicado en el diario Clarín de Argentina.

Anuncios

Archivado en: Artículos, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Edición 27/02 no es más que una "revista de prensa" que mezcla columnas y artículos propios con piezas arbitrariamente escogidas del periodismo nacional e internacional que van marcando estos años.

Únete a otros 1.056 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: